CopyPastehas never been so tasty!

JEAN PLAIDY – LOS REYES CATOLICOS (TRILOGÍA)

by anonymous

  • 0
  • 0
74 views
La trilogía consta de los siguientes volúmenes:
1.- CASTILLA PARA ISABEL   Isabel era hija de Juan ll de Castilla e Isabel de Portugal. Fue la primera hija de este matrimonio, y despúes nació Alfonso. Juan había estado casado antes con María de Aragón y tenía un hijo, Enrique (medio hermano de Isabel y Alfonso) que sería el heredero del trono de Castilla.   Su madre creía que sus hijos podrían llegar a reinar, porque veía que Enrique era débil y dedicado a los placeres, así que puso mucho cuidado en la educación de Isabel y Alfonso y les repetía mucho que debían comportarse con decoro, pues un día podían ser rey o reina de Castilla.  El rey Juan muere, y la reina Juana se va a Arévalo, con sus dos hijos pequeños. Ahí, crecen alejados de una corte que cada vez va siendo más escandalosa.   Al morir Juan, sube al trono Enrique (conocido como Enrique IV ) que había estado casado con Blanca de Aragón (media hermana de Fernando, quien después sería el esposo de Isabel). Pero este matrimonio no había podido tener hijos. Dícese (esto ya es chisme) que el rey era impotente. Así que el Papa declaró la nulidad de este matrimonio, Blanca regresó a Aragón y Enrique se casó con Juana de Portugal. (Para que no se hagan bolas, aquí va un pequeño árbol, de Isabel y Fernando)
 
2.- ESPAÑA PARA SUS SOBERANOS  Isabel es reina de Castilla y mujer de Fernando de Aragón. Comienzan los años de plenitud, los años de los grandes objetivos: Crear España, expulsando a los moros y reuniendo toda la tierra española bajo un cetro, empuñado por cuatro manos inteligentes, justas y cristianas. Reunir a todos los españoles bajo el signo de la Cruz. Y, por fin, cumplir el sueño descrito por el poeta ir hasta esa ribera postrera, adonde nos invita la gracia divina: América.   Todo en España parece juvenil, ancho, posible. Así se llega hasta 1492, año de término y de alumbramiento. Terminan setecientos años de guerra contra el moro y nace un imperio: el mayor que conocerá la historia de su tiempo, desde el Danubio a las Filipinas.   También son los años de intransigencia, los años de Torquemada y de la inquisición. Son también los años de la expulsión del pueblo judío. Se escribe la emocionante página de la despedida de Boabdil, el último sultán, de su Granada que lo vio nacer, la ciudad de las mil fuentes. Asistimos también a esa memorable escena que tiene lugar en la escalinata del palacio en Barcelona, cuando regresa Cristóbal Colón —el de ojos azules y obstinados— a depositar un nuevo mundo a los pies de los reyes.   Por sobre todas esas circunstancias y personas, que signaron un momento de gloria para la raza hispana, se yergue la figura de Isabel: madre temerosa del futuro de sus hijos, celosa de los devaneos de su marido y dotada de una de las más poderosas voluntades que recuerda la historia.
 
3.- LAS HIJAS DE ESPAÑA  Con Las Hijas de España, Jean Plaidy da término a su extraordinaria trilogía sobre los reyes católicos que se iniciara con Castilla para Isabel y que continuara con España para sus soberanos.   Con la toma de Granada se ha completado la unificación española. Cristóbal Colón ha descubierto para España un nuevo mundo. Ambas circunstancias históricas, sumadas a la excepcional calidad que demuestran Isabel y Fernando en el gobierno del país, han hecho de España la primera potencia mundial de su época. Fernando, tenaz y ambicioso, logra pactar, una tras otra, ventajosas alianzas, en medio del complicado cuadro político de Europa. En cambio Isabel, la madre tierna, conduce su vida dividiéndola entre el amor a sus hijos y las exigencias del gobierno de España. Las proyecciones hacia el futuro parecen brillantes tanto para el país como para sus reyes. Los hijos se acercan a la edad matrimonial, por tanto, empiezan a desempeñar un rol central en la política de alianzas imperante en esa época.   Es entonces cuando la desgracia golpea sin piedad a la casa real. Una tras otra se suceden las tragedias. Tanto, que la gente se preguntaba si no era una maldición la que se cernía sobre los reyes católicos y su descendencia.   Las Hijas de España narra los últimos años del reinado de Isabel. Allí están esas hijas: Isabel, la viuda trágica; Juana, cuya locura parece aumentar con las infidelidades de su hermoso marido; la suave María y, por fin, Catalina, que debe abandonarlo todo, a su familia y a España, para convertirse en Catalina de Aragón, reina de Inglaterra y primera esposa del fascinante Enrique VIII
 
_____________